jueves, 24 de mayo de 2007

Metamorfosis constante

Luego de varios meses de no escribir nada, voy a hacer una breve actualización con las cosas que se me van ocurriendo y como buena excusa para proveerlos de más fotos.

Es posible percibirlo ni bien uno pisa Shanghai, pero es impresionante vivir y seguir el paso de la ciudad. Llegué a Shanghai hace 5 meses ya y más allá de que pasé un tiempo fuera de la ciudad en un viaje imprevisto, nunca he visto o vivido en un lugar donde las cosas cambien tan rápido, tan frenéticamente. Lo que hoy es de una manera mañana seguro es de otra. Si hoy voy a algún lado en bici por determinado camino, seguro mañanta tengo que agarrar otro porque grúas o topadoras lo cortan para armar una nueva obra, un nuevo puente, un nuevo ensanchamiento. Cada día salgo a andar la ciudad, sea a pie o en bicicleta y desde mi más inmediato entorno hasta la otra punta de la ciudad lo único que veo es cambio cambio cambio, metamorfósis. Es abrumador, todos los días es algo diferente, y no por conocer una zona nueva sino porque lo que estaba ayer hoy ya no está o se modificó o surgió algo nuevo o se está en proceso de hacerlo. Y parece estar todo tan planeado, porque la construcción en Shanghai no tiene límites, se levantan torres, rascacielos, centros de entretenimiento por doquier en todos los puntos de la ciudad y cada barrio tradicional ocupado por shanghaineses que han pasado toda su vida acá, tiene sus días contados. El gobierno y las empresas los expropian y se dice que la gente obtiene muy buen dinero a cambio y un lugar nuevo para vivir y hasta en muchas mejores condiciones que en las que actualmente viven. Está permitido avanzar con las obras las 24hs del día. No es nada raro ver los destellos de la soldadura a las 3:30 am o los ruidos de palas y martillos a las 4 am en cualquier obra de la ciudad.

Las cosas han cambiado en China hace poco. Salió finalmente la Ley de Propiedad Privada, la cual por primera vez en siglos permite a un chino comprar su tierra. El sistema impuesto por el comunismo era el siguiente. Cuando una compraba un lugar para vivir, sea una casa o un departamento, lo que se le proveía al propietario eran dos títulos, uno de propiedad por la respectiva vivienda pero otro por el derecho a la ocupación de la tierra por 50 años. Es decir, no importa cuantas propiedades privadas personales uno tuviera, en China la tierra siempre le pertenecía al Estado, al Partido Comunista, así se evitó siempre lo que bien conocemos en latinoamérica, el latifundio, los dueños super ricos de miles de hectáreas. Hoy eso cambió, es muy nuevo todo pero básicamente ahora en China, un chino puede comprarse un terreno y ser dueño de él en propiedad construida y en suelo. Esto naturalmente implica que la gente con mucho poder adquisitivo podrá adquirir enormes porciones de tierra como en el resto del mundo. A mí me es difícil todavía hacer un juicio de valor sobre si esto es bueno o malo porque me falta conocimiento y esto recién empieza. Se dice que el gobierno de todas formas pondrá precios irrisiorios a las tierras para evitar que haya un desbande de unos pocos comprándose todo, pero en China todo puede cambiar, más allá de su crecimiento aplastante, este es un país con absolutamente todos y cada uno de los vicios del tercer mundo, corrupción, burocracia, clientelismo, etc etc.


Lo que lamento todos los días es ver a estos barrios dotados de una atmósfera de vida tradicional bellísima, demolerse todos los días. Hay muchísimos de ellos todavía y uno puede perderse en sus super estrechos pasajes y pasadizos por horas. Son bien bien "sucios" y entrar en las casas es simplemente fascinante, está todo aglutinado en unos pocos e ínfimos ambientes, de olores fuertes, de cachibaches abultados que se apilan y sostienen como por arte de magia para no caer descontroladamente al menor resabio de viento que uno deja al pasar. En el camino uno puede ver un microondas viejo montado en una mesita de luz con la cama al lado y la heladera adelante y la TV arriba pasando algún surralista teleteatro chino con el cual la gente se regocija. La comida que supone tener varios días posa sobre una mesa vieja que interrumpe el paso. Los ambientes son estrechos y el hacinamiento grande. Como los chinos son pequeños hay que tener cuidado de no romperse la cabeza contra algún marco y no golpearse contra las finas paredes de cartón que dividen los ambientes.
Pero en estos barrios se respira la vida más que en ningún otro, remonta a los tiempos del viejo Shanghai, desde la calle al pasar se puede ver dentro de las casas bajo la penumbra de los tubos fluorescentes infinidad de centros clandestinos de juego, por centro entiendase un ambiente de una casa con una mesa. A los chinos LES ENCANTA la timba y el juego en sí mismo. Se abultan en estos asfixiantes ambientes del cual se desprende el humo de cigarrillo como chimenea en el invierno, se apostan día y noche, 24hs alrededor de una mesa y juegan cartas, dados, domino, ma'jan y fuman como chimeneas, uno tras otro.

y claro, todo este mundo convive junto con el otro, el que ya mutó a nuevo, el de los chinos ultra ricos que viven en Shanghai y la enorme porción de expats de todos los niveles que vivimos acá. Para ellos también la ciudad lo provee todo, restaurantes de lujo y barrios super paquetes donde abunda la ostentación y el sabor occidental de las cosas. La comida, la decoración, la música, los autos etc.Lugares donde se pagan precios sin sentido para el estándar chino pero que sirven a los shanghaineses para ostentar su poder y su buen pasar o a los expats para recuperar un poco los sabores de sus lugares de origen. También hay barrios, como xuhui (concesión francesa) y Jin'gan en los que crece una hermosa atmósfera. Xuhui con sus casas viejas estilo francés como barrio de diseñadores independientes y artistas, al mejor estilo Soho neoyorquino y Jin'gan como barrio de shoppings y consumo donde están todas y cada una de las marcas occidentales. Zara, Levi's, H&M, Gucci, Armani, entre otros y donde se pagan precios más altos que en Europa. Ambos con restaurants de todo tipo desde una churrasquería Argentina, un espeto brasilero hasta comida japonesa, vietnamita pasando por todos los sabores de Europa.
Pero a los shanghaineses y chinos de poder les encantan las marcas y todo sea por una buena y sana transmisión a los demás del poder y el éxito que tienen.
La vida nocturna la intensa vida social en Shanghai es increíble, y hay todo tipo de posibilidades para todos los gustos. Es una ciudad donde se sale, a pesar de que los shanghaineses y los que viene a shanghai nunca tienen tiempo por el excesivo trabajo, todos los días de la semana. Abundan los eventos e inaguraciones y la verdad es que lo que en Argentina llamamos ONDA acá hay de sobra. Los bares y discos están puestos con un gusto increíble y muchos proveen las vistas más increíbles de la ciudad. En muchos sólo se encuentran expats y un mínimo porcentaje de chinos y en otros sólo chinos y en otros una hermosa mezcla.

Los chinos, menos los empleados públicos que son una peste, son por lo general muy buenos, a veces muy tímidos por no poder hablar otro idioma, o a veces super afectuosos. Mi mejor ejemplo es el que pongo todos los días. En el restaurant donde comemos, a dos cuadras de casa, sus dueños, Mr. Yang y señora, nos tratan y nos cuidan como hijos. Caímos de casuaildad una noche en su pequeño restaurant en Henan Lu (calle Henan) y quedamos fascinados por la comida, fuímos 4 días seguidos luego de ello y al quinto decidieron no cobrarme más, porque me consideran su amigo. Sea cuando sea, mediodía y noche, me esperan con los brazos abiertos y me reciben con extremo afecto para darme de comer como si fueran mis abuelos. Y cuando vamos en grupo nos cobran un precio ridículo de 1.3 dólares cada uno, por pedir todo lo que se nos ocurra sin distinción.
Entre tanto con ellos practico mi incipiente chino, que avanza constante y parejo. Ya lo hablo bastante fluído para cualquier situación básica de la vida cotidiana o conversación simple. Ya aprendí a leer, pronunciar y escribir unos 200 caracteres de los aproximadamente 1000 que aparecen con mayor frecuencia y que necesitaría para poder leer gran porcentaje de un diario y moverme tranquilamente entre señales e indicaciones. Lo ideal es saber entre 3000 y 4000 y por encima de 5000 un chino es considerado un intelectual teniendo el módico límite que ronda los 56000 caracteres.
Es un idioma que evidentemente es difícil. Es difícil hablarlo más que nada y es sobre todo un intenso ejercicio de memoria, todo es pura memorización visual y auditiva y requiere de mucha constancia y práctica para poder fijarlo. Por el contrario y para la paz y la armonía de un occidental que intenta aprenderlo, la gramática es excesivamente simple, no se conjugan los verbos ni hasta existen oficialmente el sí y el no. El lenguaje y su historia en sí es atrapante, aprender el origen y sentido esencial de cada caracter chino es muy interesante.
Sobre todo aprender chino me resulta muy entretenido porque es realmente un desafío y eso me pasea de las narices.



En todo este tiempo terminó el invierno que es bastante gris pero benigno.
Sobre el final del mismo vino una de las festividades más importantes de china. El año nuevo chino y el pasaje al nuevo año en el horóscopo que aunque sea aún en invierno llaman a ambas festividades Spring festival (festival de la primavera). Son dos festividades que se festajan en un feriado de dos semanas seguidas.
La ciudad estaba vacía de shanghaineses pero con muchos turismo interno. Ambos días, uno en cada semana fueron un paisaje indescriptible. Festejar año nuevo chino en el país centro mundial de la pirotécnia es algo que deja sin aliento. En ambas fechas, durante todo el día los estruendos se escuchaban a kilómetros de distancia pero eso no era nada comparado con lo que fue contemplar el momento mismo, las 12 de la noche en nuestro lugar elegido, la terraza de nuestro edificio en el piso 32, con una vista perimetral de Shanghai de 360º. No sólo la ciudad parecía estar sometida al más salvaje de los bombardeos de guerra porque los estruendos eran ensordecedores y hacían temblar hasta la última víscera, sino que era mirar alrededor toda Shanghai oscura pero teñida de los colores que un cielo atiborrado de fuegos artificiales tendía sobre la ciudad. Era mirar el horizonte 360º grados y ver como flores de colores gigantescas y efímeras flotar en el aire. Un espectáculo que se dio ininterrumpidamente por una hora y media y que a medida que iba avanzando iba dejando la ciudad oculta entre las sombras de una inmensa nube de pólvora que llenaba los pulmones. El resultado, no se veía nada alrededor hasta que al día siguiente el viento lo arrastró. Un espectáculo que hizo de Shanghai lo más similar a Baghdad por unas horas pero con un sentido felíz y positivo. Un espectáculo difícilmente de olvidar.


En fin, hace poco comenzó la primavera y el clima está simplmente PERFECTO, entre los 24 y 29 grados todos los días radiantes y con 20% de humedad. Los parques desbordan de flores y árboles frondosos y en las calles se proyecta la sombra de los hermosos árboles que se alinean en las veredas.
Esto ha sido un poco el resúmen después de tanto tiempo y pronto actualizaré con lo que uno se puede encontrar a sólo 40 minutos fuera de la ciudad.

Los dejo con las nuevas fotos

NOTA: a los que no conozco y llegan por otro medio. Si no dejan el mail en el comment, no los puedo contactar! Así que si esperan respuesta, o dejen el mail en el comment o escriban directo a mi mail.

Año Nuevo Chino
Año Nuevo Chino
Año Nuevo Chino
Año Nuevo Chino
Año Nuevo Chino. Al final de la fiesta, tapados de pólvora.
Volando al amanecer sobre el norte de Alaska. Vuelo Shanghai-Chicago. Pueden apreciar como se percibe la curvatura de la tierra en este punto.
Volando al amanecer sobre el norte de Alaska. Vuelo Shanghai-Chicago. Montañas y glaciares
Volando exactamente sobre el polo norte y sus plaquetas heladas. Vuelo trans-ártico Chicago-Shanghai. 14:30 hs de vuelo
Parques de Shanghai. Primavera
Parques de Shanghai. Primavera
Parques de Shanghai. Primavera
Parques de Shanghai. Primavera
Jugando Ma'jan, parques de Shanghai. Primavera
Calles de Shanghai, Xuhui ( French concession - concesión francesa)
Calles de Shanghai, Zhabei
Calles de Shanghai, Hongkou
Calles de Shanghai, Luwan
Calles de Shanghai, Luwan
Calles de Shanghai, Huangpu
Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Víboras de agua y tortugones. Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Víboras de agua y están vivas. Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Víboras de agua y están vivas. Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Tortugones, vivos por supuesto. Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Langostas. Calles de Shanghai, Huangpu
Vendiendo un delicioso manjar. Tortugones, vivos por supuesto. Calles de Shanghai, Huangpu
Tráfico de bicis. Calles de Shanghai, Huangpu
Super bicis. Calles de Shanghai, Huangpu
Inmigrantes. Calles de Shanghai, Luwan
Qué es ese engendro en la canasta de la bici?. Calles de Shanghai, Luwan.
Barcos areneros ultra petisos para pasar bajo los puentes. Río Suzhou, Huangpu
Art-Deco del Bund. The Bund, Shanghai
Correo Central. Huangpu, Shanghai
Reflejos. Pasado y futuro
Pearl tower y zepellin acosador
Pudong. Shanghai
Zepellin moscardón. Todo el día dándole vueltas a la ciudad.
Futuro World Financial Center Shanghai, será por algún tiempo la torre más alta del mundo.
Jin Mao Tower (SOM) + World Financial Center (2008).
Jin Mao tower + futuro World Financial Center Shanghai (más alto del mundo) + Aurora + futuros rascacielos en camino en el Pudong.
Jin Mao Tower (SOM)
Construcción y más construcción.
Disco. Shanghai
The Bund. Desde Attica. Shanghai
The Bund desde la disco Club de La Coste. Shanghai.
Pudong desde la disco, Club de La Coste. Shanghai.

6 comentarios:

nancymarino25stlis dijo...

Negriiiiito ¡¡¡¡ALUCINANTE tu vida en Shangai, me muero por ir. Deseo que sigas taaaaan¡¡¡¡ feliz como hasta ahora , eso me llena de alegría. Un besoooote enooooorme Tu MAMUCHA

daniel dijo...

Hola Nick!espectacular !hermosa ciudad,el depto un sueño ,como llegaste a esa torre q es un lujo?me encantan tus fotos ,es una ciudad q brilla sola,sencillamente de puta madre, cuando terngas tiempo me gustaria saber mas de como te manejas en todo ,me intriga porq debe ser dificil aggiornarse aunq no dudo de tu capacidad para adaptarte.Te mando un gran abrazo y mucha merd!Dani.

Hari Mompel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Estimado Nico, gracias por avisarme sobre tu actualización al blog. Como lo tenias medio congelado no entraba. Como siempre fascinantes tus comentarios. No dejes de avisarme cuando lo actualices. Llamas a Shangay "Mi ciudad", ¿Es hoy por hoy China tu destino final y lugar para residir para siempre (aunque siempre sea muy amplio)?. Me encantaria que me contaras como es para la población esta mutación de Mao a la propiedad privada. ¿Qué lugar ocupa hoy Mao en sus recuerdos y el comunismo en sus vidas?. Te podria preguntar y preguntar por horas. Pero no te asustes, no lo haré.
Te cuento que Romina está trabajando en Kimberly Klarc como consultora SAP. Tuvo y tendrá en el futuro que viajar a Londres. Estuvo allí un par de semanas y regresó fascinada con Londres.
Bueno te mando un abrazo y aguardo ansioso tus noticias.
¿Trabajas o pensas hacerlo? No debe ser taréa fácil con el idioma ¿no?.
Carlos

Anónimo dijo...

HOLA, INTERESANTE TU EXPERIENCIA.
ESTARE POR ALLA PRONTO. ME GUSTARIA PODER CONTACTARTE. EXISTE ALGUNA COMUNIDAD LATINA?

SALUDOS.

Dr Corleone dijo...

Hola, quería agradecerte por tomarte el tiempo de hacer este blog. Me parece súmamente ilustrativo para conocer desde una perspectiva muy interesante lo que es viajar a China. Espero que te siga yendo muy bien, te mando un saludo. De más está decir que son unas excelentes fotografías, siempre congruentes con cada relato.