miércoles, 12 de diciembre de 2007

Pasado y futuro en Beijing.

Por razones de trabajo me está tocando viajar seguido a Beijing, y antes o después de cumplir mis compromisos laborales siempre me tomo un tiempo para descubrir más y más cada rincón de la ciudad como obsesivamente suelo hacerlo con cada lugar que visito. A medida que más descubro la capital del país más me atrapa y más ganas de permanecer más tiempo en ella me dan.

Es que Beijing a diferencia de Shanghai es una ciudad típica e históricamente China tanto en su pasado antiguo como en el pasado reciente, acá la propiamente dicha cultura China se siente a cada paso, todo lo contrario a Shanghai donde a cada paso se percibe su historia atípica dentro de China, totalmente ligada al influjo y legado de extranjeros. Por Beijing han pasado emperadores, conquistadores como el temido Gengis Khan, grandes pensadores, filósofos, artistas, comunistas desquiciados, maniáticos y megalómanos; fue centro constante de revoluciones que cambiaron la historia del país, fue quemada, reconstruida una y otra vez y para no dejar de ser coherente con dicho pasado, el futuro se sigue sembrando aquí más que en ninguna otra parte del país.
Al ser el centro de poder político de China, la ciudad alberga toda la movida cultural y de la ciencias sociales del país. Es ciudad de políticos, artistas, escritores, letrados y sociólogos entre otros. Acá se debate el futuro y se viene a luchar por el poder.

Con el advenimiento de los juegos olímpicos de 2008 la ciudad se está embelleciendo frenéticamente, parquizando, haciendo un intento descomunal (también por presión internacional) para combatir la eterna polución que vuelve al cielo gris casi todo el año, contratando a los estudios de arquitectura más prestigiosos del mundo para construir obras íconicas colosales; y por otra parte se está intentando reeducar (acaso occidentalizar?) a la gente haciendo entre otras cosas que dejen de orinar en la calle, escupir o eructar a los cuatro vientos.
Viéndolo desde afuera es como si China a través de este relevante evento quisiera demostrarle al mundo, y en mi opinión, a occidente, lo importante y lo fuerte que se está volviendo, como así también su capacidad de adaptarse para ser aceptada entre los países más poderosos del mundo. Ya hay una marcada tendencia de los chinos a querer dejar de ser sólo productores de los cerebros de occidente para empezar a ser ellos quienes crean, lo cual tiene sentido teniendo en cuenta de que ya hay varias generaciones de profesionales formados con más contacto con el mundo globalizado.

Pero en Beijing a pesar de que experimenta un crecimiento aplastante como el de Shanghai, se mantiene intacto ese ADN chino, está en sus calles, en su gente, en sus barrios, en esa vida china ligada a una ciudad que lo vivió todo.
Mi visita en noviembre fue fabulosa porque durante un muy corto período del año que abarca parte de octubre y noviembre, Beijing se "deshace"mágicamente de la polución que la tiñe y la asfixia todo el año y los días son radiantes, de cielos celestes hermosos y visibilidad perfecta en un otoño ya bien frío pero que baña la ciudad de un hermoso color amarillo.
A pesar de tener el paso y la congestión de una gran metrópolis y dadas sus colosales dimensiones el ritmo parece más relajado y la gente es más cordial (que en Shanghai). Uno puede perderse por los hermosos "hutongs" (barrios típicos pekineses generados a partir de la célula esencial, la tradicional casa-patio china) que perviven desde siglos atrás y retroceder mágicamente en el tiempo. Luego andar por los maravillosos parques y templos históricos y nunca cansarse de pedalear al "infinito" por sus kilométricas cuadras y anchos boulevares.
Una y otra vez visito la ciudad y no dejan de apabullarme sus dimensiones que lo hacen sentirse a uno bien pequeñito en gigantolandia donde todo es gigante. Y si bien este factor hace generalmente que en una primera visita la gente se sienta "desprotegida" o menos contenida y de en consecuencia una cierta aprensión hacia la misma, de a poco, visitándola más, redescrubiendo sus rincones más bellos y aprendiendo a capturar su esencia uno termina quedando cautivado por ese ADN.

Tengo el lujo de tener una amiga muy especial viviendo en Beijing y que su trabajo periodístico como corresponsal para la televisión australiana me lleva a conocer datos muy interesantes sobre los cuales hablaré más adelante. Pero el más curioso que les quiero contar es que en Beijing no está permitido tener perros más altos que 30 cm, a los que superen ese tamaño, en mayor o menor medida se los ejecuta! El argumento (como tantos otros pobres argumentos) dice que un perro de más de 30 cm sufre en un departamento. buenísimo no? que consideración por los caninos tiene el gobierno. Ahora empiezo a entender el por qué del tamaño de los pekineses, porque efectivamente, en Pekín todos tienen un pekinés (que perro de m........)

Interesantes y fuertes son los cambios y contrastes constantes que se viven todos los días en las ciudades de este país, que por un lado se muestra evolucionando económicamente a un ritmo incesante y vertiginoso con sus ciudades sofisticadas donde el consumismo no deja de crecer y donde se trata de mostar más y más poder; y por otro lado un país igualmente pobre de economía rural, con sus recursos naturales altamente contaminados por la desmesura del crecimiento industrial y donde todos los días a todos los niveles la censura intenta vendar los ojos y tapar los oídos a quienes quieren ver y oír; oprime a los que se rebelan y viola brutalmente los derechos humanos de quienes no quieren rendirse al sometimiento. Cosas que abordaré más adelante de ser posible, ya que esto que uds. leen hay alguien por aquí que trabaja para encargarse eventualmente de leerlo y accionar, por eso debo ser muy cuidadoso, al menos si me quiero quedar acá.

En las fotos verán más legado histórico y algunas de las obras nuevas e icónicas. El impresionante nuevo estadio olímpico, conocido como el "nido de pájaros" (de donde fue efectivamente tomada la idea para el mismo) diseñado por Herzog & De Meuron (suiza). la torre de la CCTV y la TVCC la única emisora de TV de China totalmente ligada al aparato propagandístico del gobierno, diseñado por OMA Office for Metropolitan Architecture (Holanda) y la nueva ópera de Beijing de Paul Andreu (Francia).
Todas estas, entre otras, obras que dejan caer la mandíbula al piso.

Noviembre.Panorama de atardecer sobre la "Ciudad Prohibida"
Noviembre. Atardecer sobre Beijing desde Jingshan park.
Muros del viejo Beijing.
Jardines del templo de Confucio.
Templo de Confucio
Templo de Confucio
Arbol estresado. Templo de Confucio
Confucio
Paseo dominical
Detalle. Templo del Lama.
Detalle. Templo del Lama
Detalle. Templo del Lama
Detalle. Templo del Lama
Templo del Lama.
Jingshan Park.
La mejor condena para un militar. Hacer guardia a -10ºC
Muro perimetral de la "ciudad prohibida" sobre Chang'an
Otoño.Otoño amarilloOtoño Verde
Siesta en el barrio ruso.
Buscando algo.
Jugando a las cartas bajo el calorcito del sol a sólo 3ºC
No es el aeropuerto, es una estación de Metro.
Hora pico. Metro de BeijingCaminando al futuro.
El nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
El nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
El nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
El nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
El nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
Obrero del nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
Obrero adolescente en el nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
Obrero en el nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
Cubierta del nuevo estadio olímpico. El "nido de pájaros".
Nueva sede de la CCTV ( única emisora televisiva de China.)Nueva sede de la CCTV ( única emisora televisiva de China.)
Obreros colgando de la estructura a 2ºC
Colgado de la estructura a 2ºC
Avance en diciembre (con polución de vuelta)
Opera de Beijing.
Avenida Chang'an
Avenida Chang'an
Otoño amarillo. Chaoyang.
Otoño amarillo.
Calle de las comidas en Wanfujing.
Viejita en bici a -7ºC.
Bicicletas raras.
Bicicletas raras.
En Pekín, todos tienen un pekinés.
o perros pequeños muy extraños también.
Polución. Diciembre.
Polución o resfrío.Hutong.Las calles? se cruzan casi siempre: por arriba...
...o por abajo... Agotador !

7 comentarios:

Anónimo dijo...

negrito me muero por llegar en febrero a china, no solo por verte, obvio sino para conocerla. Tus fotos son alucinantes y didácticas . besitos tu mamucha

Mordi dijo...

Qué impresionantes las imágenes de la China!
La verdad es que te toca estar allí en un gran momento.
Algún día iré a conocer esos lugares.
Abrazos,
Mordi

Mordi dijo...

Nico, conocés el libro "El otoño en Pekín" ("L'autumn à Pékin"), de Boris Vian?
Me acordaba de ese libro mientras veía tus fotos otoñales.

Siworae dijo...

Esta mañana estaba desayunando y mientras escuchaba "Blue FM" apareciste y me quedé pegada escuchando las cosas que contabas de China, de la cultura oriental que tanto amo, de tu vida allí y me propuse encontrar tu blog como fuera. Por suerte lo logré y aquí estoy. Como veo que hay mucho para leer y disfrutar me voy a tomar mi tiempo para hacerlo pero no quería dejar pasar la oportunidad de escrbirte este mensaje.
Este tipo de causalidades (no creo en las casualidades) son las que me atrapan y, si no te molesta, seguiré leyendo sobre tu vida en China y aprendiendo lo que enseñes a través de tus relatos.
Desde aquí te deseo un Feliz Año Nuevo, aunque allí no se festeje sino hasta Febrero.

Gusta dijo...

Hola Nico! me encanta leer tus relatos sobre Oriente, son muy didacticos y entretenidos y las fotos son magnificas.

Te queria preguntar si son todas tuyas o algunas tomas de otras partes, admiro la paciencia que tienes para sacarlas ...

Me siento totalmente identificado con lo que contas de las culturas que estas observando personalmente.

Escribi algo parecido sobre lo que escribis de Pekin, en mi caso lo escribi sobre Estambul, ciudad que ha sido capital de tres imperios y la unica del mundo que se recuesta sobre dos continentes ...

En fin, muy interesante tu blog!

Te escribo desde Paris, donde vivo y desde donde escribo mi blog
(http://www.gusplanet.blogspot.com)
El de "Un argentino anclao en Paris".

Abrazos! y todo lo mejor para este Año Nuevo Occidental je!

javi dijo...

buenas, me llamo javier. te he mandado un mail a la cuenta de correo que das en tu blog, porque me voy a ir a vivir a shanghai. te digo esto por si no es la cuenta que usas y no te llega el mail. un saludo.

Anónimo dijo...

No me puedo despegar de tu blog... te escribí un mail donde te agradecía que escribieras tus vivencias, ya que era justo lo que buscaba y necesitaba para darle un giro a mi vida. Hoy sábado, sigo leyéndote mate por medio... realmente no puedo sacarte de mi cabeza y lo que me provoca leerte es un cosquilleo que me lleva a seguir mi sueño, y saber que puedo lograrlo. Como te lo comenté en el mail, te voy a escribir cuando esté en China... GRACIAS!!!