miércoles, 5 de marzo de 2008

China femenina

Hace un tiempo fui invitado a una boda china y fue una muy buena experiencia. Creo que una de las cosas que siempre me gusta/ría vivir en cada país que visito es precisamente una boda, quizás porque tan lejos me siento aún de ser EL personaje principal en una de ellas que por el momento prefiero apreciar y disfrutar cómo se casan otros y ver cómo en ellas se refleja el "amor" (o hasta quien sabe quizás, la hipocresía, la obligación, el deber social), en ese momento tan especial de unión en que dos personas deciden por voluntad propia firmar un contrato de permanencia "definitiva" junto al otro, y todo llevado a cabo en diferentes contextos y condiciones culturales.
Es por eso que a través de esta boda mi intención es contar una variedad de anécdotas sobre las chinas, la familia, el control de natalidad y demás cosas.

La boda a la cual fui invitado fue la de mi profesora particular de chino durante 7 meses desde que llegué acá, una persona a quien aprecio mucho. El lugar elegido para la celebración fue Zhu jia jiao (朱家角), un pintoresco pueblito de unos 400 años de historia, a una hora de bus de Shanghai. Sus casas tradicionales, sus canales, sus barcazas le aportan al lugar un discutible clima romántico. Odio la tan trillada descripción de tantos de estos pueblitos de Asia como "Venecias del este" ya que esta es única y no tiene comparación semejante, pero Zhu Jia Jiao, al igual que otros como Xi Tang o Qing Pu en los alrededores de Shanghai están formados por islas cuyas formas trazan los canales que derivan del delta que conduce hasta el océano pacífico. Las casitas se mantienen intactas y las barcazas se trasladan pacíficamente por sus canales como lo hacen desde hace siglos.

China es un país donde la Fe y la religión han sido tratadas de extirpar brutalmente de la sociedad durante los años del comunismo y si bien queda algo de religiosidad (a lo cual le dedicaré un post especial más adelante) no es algo por lo que uno pueda caracterizar a los chinos. Es así que las bodas generalmente constan de una presentación de la pareja caminando alrededor de los invitados, con música tradicional china tocada por una banda en vivo, una mujer presentándolos y oficializando la unión y sobre todo, una gran cena en la cual la pareja y las respectivas familias invierten mucho dinero y donde se comen delicias caras como la tortuga.
Juju y su esposo llegaron en la barcaza hasta la puerta del salón. Era un día helado y estaba todo nevado, eso favoreció a darle un clima de cuento de hadas al evento. Ella vestía un atuendo tradicional chino hermoso, al igual que los usados en la China dinástica, este vestido cubría completamente su cabeza lo cual dificultaba su caminar y tenía que ser guiada. Siglos atrás (y aún hoy altamente practicado en varias regiones) las bodas eran arregladas por las familias. La novia no revelaba su rostro ante el de su pareja hasta el momento cumbre del casamiento donde levantaba finalmente el manto que la cubría para revelar finalmente (el horror de?) su cara.

Hoy en día hay más libertades y en las grandes ciudades las tradiciones cambiaron mucho pero aún así, muchas familias siguen siendo altamente conservadoras. A nivel general, las familias esperan tener a sus hijos casados al poco tiempo de pasados sus veintes y la familia misma es quien empieza a coordinar citas para sus hijos con hijos de otras familias o conocidos. Esto hoy por hoy ya no es una obligación a seguir, como lo es todavía en India, pero es un incentivo constante de los padres para juntar a sus hijos y que formen una nueva familia. Así y todo, en muchos casos las familias, según su status social, económico o cultural ejercen mayor o menor presión sobre los hijos para que la unión ocurra.

En China todavía rige la ley de un sólo hijo por pareja aunque hoy es más flexible. Por ley nadie puede tener más de un sólo hijo pero si ambas partes de la pareja en cuestión son hijos únicos, entonces podrán tener dos. Y según amigos míos chinos, quien opte por tener un segundo hijo sin cumplir con la condición anterior, tendrá que pagar el equivalente a tres años enteros de sueldo para poder tenerlo.

El estar limitados a tener un sólo hijo es motivo de frustración. Los chinos son muy familieros y paradójicamente debido a esta ley el país se ha transformado en un país de hijos únicos y esto no es una cosa menor. Los padres invierten su vida entera en ese hijo y el mismo es (mal)criado con todas las comodidades y caprichos. Los hijos pasan el día entero en el colegio, arrancan a las 7.30 am y dependiendo el colegio pueden irse entre las 17 y las 22 hs (estas horas incluyen horario de estudio dentro del colegio, fuera de clase) luego llegan a la casa tienen una hora para jugar, comer y luego irse a dormir.

Debido a esta ley, y debido a que es raro encontrar una china madre soltera ya que la presión familiar sería terrible, el aborto es una práctica totalmente común. Un caso muy cercano a mí, el de una de mis mejores amigas cuyo novio la dejó embarazada. El día que se enteró, en el hospital le dieron a elegir qué quería hacer. Se tomó un par de días, decidió, coordinó con la doctora y en el término de una semana se le realizó el aborto en un hospital público, de manera absolutamente legal y en las mejores condiciones higiéncias y tecnológicas. Con un costo equivalente aproximado a unos 100 euros.

La sensación general que percibo de las chinas es que si no están casadas a los 23 años ya empiezan a preocuparse y si pasan los 26 ya entran en estado de desesperación. Me ha llamado muchísimo la atención a lo largo de los meses y através de tantos amigos míos que han salido con chinas lo extremadamente posesivas y celosas que son, al punto de hacer locuras para poder retener a alguien.
Por citar dos casos resumidamente.
caso1: Mi amigo Maxime de Francia recibe una llamada de su novia China (1½ año de relación) y le notifica que sus padres habían muerto. Tres semanas más tarde mi amigo se entera de casualidad los padres de su novia no habían muerto, pide explicación. Respuesta: "pensé que me ibas a dejar !!!!!!!!"
caso2: Mi amigo Pim de Francia viene con su novia shanghainesa a una fiesta en casa. mientras habla conmigo gira su cabeza desviando su atención por alguien que lo llamaba casualmente coincide que en ese momento pasa una amiga mia por la otra punta del living de casa. Minutos mas tarde lo veo a Pim discutir con su novia. Luego se retiran. La novia lo había acusado a Pim de haber mirado a otra chica (mi amiga) y no hubo manera de convencerla de lo contrario.

Estos dos casos que Uds. podrán pensar que locas hay en todos lados, son sólo dos de muchísimos que conozco y prácticamente todos mis amigos que salieron con chinas experimentaron problemas de este tipo y locuras semejantes. Y demás está decir que esto es una generalización y que no todas serán así pero tengo una larga lista de "cuentos de terror".
Yo, me mantengo al margen, las chinas son divinas como amigas pero nada más! jeje.

Están las chinas que nunca se juntan con extranjeros y las que sólo buscan extranjeros, sobre lo cual se hacen muchos chistes al respecto. Hay un leve resentimiento de varios jóvenes chinos a nuestra invasión en su país, no es algo que genere problemas de ninguna manera pero a veces se presenta el roce. No ocurre de manera inversa, el porcentaje de chinos que consiguen salir con una occidental es rotundamente insignificante comparado con el porcentaje de chinas con las que un occidental puede estar durante su pasada por el país. No quiero implicar que están regaladas ni nada de eso, de hecho no es así, pero sí que tenemos un atractivo muy grande para muchas chinas y ellas para muchos occidentales (no es mi caso). Esto empeora para los chinos cuando es sabido sobremanera que (y en general todos los asiáticos) tienen su miembro notablemente más pequeño que el de los occidentales. Es un hecho anatómico, no hago burla de ello.

Así es la vida en China. Bodas, celos, aborto y penes pequeños.

Aquí van las fotos, esta vez no tan buenas. El clima no ayudó y el fal
La bandaLa novia y el novio
La cena
Tortuga. Una delicia.

2 comentarios:

daniel dijo...

Nic como estas !!! nos reimos mucho con tus comentarios ! lo de las chinas celosas es terrible ,y si yo tuviera que pagar por hijos en este momento me fundiria ,ya que con Rosana estamos esperando a nustro tercer hijito ! todo un desafio !!!te mando un beso grande y te seguimos a full.Dani y Ro

andrus dijo...

hola nico,
me quedé pegado leyendo tu blog.la verdad es que hace mucho tiempo que no disfrutaba de un blog como el tuyo. suena apasionante lo que estás viviendo. hace tanto tiempo que sueño con vivir en china que ya casi lo había olvidado, en medio de los paros y quilombos de este país.
te felicito!! divinas las fotos, muy bien escrito.

capaz que te escribo un mail para hacerte un par de preguntas . puedo?
suerte!!
andrus (desde bs.as.)