miércoles, 10 de febrero de 2010

Epoca de fiestas


 Es el tercer año nuevo que paso en China y en esta sucesión de año nuevo occidental seguida por año nuevo Chino es donde se siente la diferencia más sustancial entre vivir en una ciudad china o vivir en Beijing o Shanghai. La abrumadora presencia de extranjeros, principalmente occidentales, en dichas ciudades hace de ambas festividades un evento importante.
   Recuerdo los dos años nuevos anteriores que pasé en Shanghai donde si bien se notó una diferencia en efusividad a favor del año nuevo chino, el 1ro de enero fue de todas formas una noche de gran festejo, incluyendo fuegos artificiales, fiestas en todos los bares y mucha gente en la calle hasta las primeras horas de la mañana. No es sólo por la enorme comunidad occidental que es la principal impulsora de dichos eventos sino por la influencia que los mismos tienen sobre los chinos shanghaineses, los cuales poco a poco van absorbiendo y adoptando las costumbres internacionales.

    Sin embargo es en ciudades chinas como Chengdu donde se siente el abismo entre ambos mundos. Si bien China adoptó oficialmente el feriado internacional occidental del 1ro de Enero, fuera de las dos grandes megápolis internacionales de China, el primer día del calendario gregoriano tiene poca o casi nula influencia en las costumbres de los chinos de provincia. Durante toda la semana previa al 2010 no hubo prácticamente diferencia alguna con cualquier semana laboral, el 31 de Enero fue un día de trabajo común y corriente, no sólo para los que terminaron de trabajar en horario normal sino para los que tuvimos que hacer horas extras. Al final del día, ya entrada la noche "taza taza cada uno a su casa" y la ciudad se mantuvo en el relativo silencio habitual de cada noche. Un poco apagado, desde mi casa y totalmente solo esperé las 12 de la noche mirando por la ventana hacia el centro de la ciudad, cuyos eficios íban de a poco oscureciendo cada una de sus ventanas, cuando el 2010 entró en silencio sepulcral, sin luces, sin colores y sin el más mínimo indicio de que en el resto de el mundo (incluyendo Beijing y Shanghai) las demás personas se encuentran ya en clima festivo expectantes por el año entrante. Y por si hiciera falta aclararlo, la navidad literalmente no existe ni espíritu ni en feriado.

 Casi carente de sentido y de cualquier valor emocional recibimos el 2010, al menos el feriado existió y fue un día sin trabajo. Pero sólo hubo que esperar un tiempo más para vivir la experiencia inversa. Hace no menos de 3 semanas (las previas al 14 de febrero, en el caso de este año) la ciudad y la provincia se fueron paulatinamente transformando para recibir ahora sí, el año nuevo, el "único" año nuevo por aquí, el año nuevo chino. Desde el ambiente laboral, donde de lo único que se habló en el último mes fue sobre los preparativos para la fiesta de fin de año, hasta la atmósfera que se percibe en la gente por las calles, en las linternas colgantes en cada negocio y a lo largo de las avenidas, todo comenzó a contribuir a un enorme y efusivo clima festivo, que se volvió omnipresente y es hermoso, indescriptible, se siente en el aire, se ve en la gente. Las fiestas de fin de año comenzaron la semana pasada con festejos maravillosos, cenas, eventos, encuentros, restaurantes desbordando, millares de personas que como hormigas inundan las calles, los centros comerciales, los parques con espíritu vivo y alegre.

  Cada minuto vacío del año nuevo occidental valió la pena la espera para llegar a los días que se viven hoy en esta ciudad que es incomparable a todo lo vivido antes en Shanghai, todo lo anterior queda para mí opacado como eventos teñidos de una mezcla que borra la esencia de los lugares. Si bien ese internacionalismo es muy lindo también y se vive diferente, me quedo indudablemente con la experiencia autóctona de vivir en China.

Les deseo a todos 新年快乐!!felíz año nuevo, chino por puesto. Año del tigre de metal. 


  

7 comentarios:

maria dijo...

me fascina todo lo que dices...
como me gustaria estar en china. es un pais fantastico..
see you soon

:)

Lorena dijo...

Feliz Año Nuevo ...Chino!

Me imagino que debes tener varias fotos, vas a subirlas? Please!

Besos

maria dijo...

Nico!!! que suerte que volviste !!! ya era hora
segui escribiendo cariños!!!
Maria

Anónimo dijo...

Hola Soy Brian viviendo en Chongqing y debo decir que el ano nuevo chino fue espectacular, uno de los momentos mas magicos que he vivido en mi vida. Hace 3 meses visite Chengdu y me encanto esa ciudad.

Anónimo dijo...

Nico,por casualidad no serás tu el que sale en el programa español "callejeros viajeros"?

D. dijo...

Nico, muchas gracias por actualizar tu blog. Es refrescante leer tus impresiones. Un abrazo!

Haru dijo...

me gusta tu forma de pensar y vivir alli, en china . Es agradable leerte por qe tienes un a forma de escribir , que te lleva a donde estas, como si lo viviera yo .De verdad , me gusta mucho "leerte"